noticias tendencia

Torra da cuatro días a Buch para que haga cambios en la cúpula de los Mossos

El consejero catalán de Interior asegura, tras los incidentes de Girona y Terrassa, que “algunas imágenes de ayer no se corresponden con una policía democrática”

La diputada de la CUP Maria Sirvent, este jueves cuando fue atendida en el hospital Mutua Terrassa.CRISTOBAL CASTRO / ATLAS

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha dado cuatro días al consejero del Interior, Miquel Buch, para que haga cambios en la cúpula de los Mossos. La exigencia se produce a raíz de las cargas de este jueves de los Mossos en Girona y en Terrassa, para evitar que manifestantes independentistas intentasen boicotear una marcha de Vox y se saltasen el cordón policial que trataba de impedir el encuentro de los dos grupos. Los independentistas, entre los que había miembros de la CUP, desmontaron las vallas y lanzaron objetos contra los agentes con el fin de boicotear los actos del partido de ultraderecha. Buch ha confirmado en TV3 la exigencia de Torra, con quien, ha dicho, se reunirá el domingo: “Le acabaré de informar y tomaremos las decisiones conjuntamente”.

Buch no ha especificado si los cambios se limitarán a los mandos de la comisaría responsable del orden público, que dirige a los antidisturbios, o si afectarán a toda la cúpula policial. En las protestas de este jueves diversas personas resultaron heridas, entre ellas la diputada de la CUP Maria Sirvent, que recibió un impacto de un proyectil de viscoelástica en Terrassa (Barcelona). La organización ha vuelto a pedir la dimisión de Buch.

El consejero del Interior ha asegurado también que algunas imágenes de las protestas en las que intervinieron los Mossos d’Esquadra, “no se ajustan a los principios de una policía democrática”. Y ha añadido que se “tomarán decisiones si hubo mala praxis”.

Buch ha comparecido esta mañana en diversos medios de comunicación para dar explicaciones. “No me temblará el pulso para echar a agentes de la Brimo [los antidisturbios]” si los expedientes abiertos concluyen que actuaron indebidamente, ha asegurado en Catalunya Ràdio.

En Girona, pese a las medidas preventivas que montó la policía catalana ante la manifestación de los autodenominados “antifascistas” que pretendían impedir una concentración de Vox, los contramanifestantes rompieron en varias ocasiones el cordón de seguridad. Algunos se enfrentaron a los agentes con la cara tapada y con el lanzamiento de piedras, sillas y otros objetos. Quince agentes y tres manifestantes fueron atendidos por el Sistema de Emergencias Médicas (SEM). Un grupo de sanitarios que acude a las protestas, Sanitarios por la República, asegura que atendió a 42 personas, la mayoría por contusiones.

La jefa de la oposición en el Parlament, Inés Arrimadas, ha denunciado, a través de su cuenta de Twitter, que Torra trate de “criminalizar e impedir a los Mossos” realizar su trabajo.

Related posts

El G20 se arriesga al fracaso por la tensión con Rusia y la guerra comercial

caminordlopez

Díaz-Canel: “Tenemos confianza en la dirección colectiva y en el vínculo permanente con el pueblo”

caminordlopez

El ‘caso Odebrecht’ en Colombia acorrala al fiscal general

caminordlopez

Leave a Comment

Christmas Pop-up