RADIO CON SABOR LATINO
noticias tendencia

Los interrogantes que nadie ha respondido sobre el atentado

Hace una semana, hacia las 9 y 32 minutos de la mañana, Bogotá se estremeció con la detonación de un carro bomba en el interior de la Escuela de Cadetes de la Policía, alma mater de los futuros oficiales de la institución.

El saldo final del acto terrorista ejecutado por el Eln fueron 20 cadetes muertos, entre los 18 y 24 años –incluida una ciudadana ecuatoriana–, y más de 65 uniformados heridos.

Tras una rápida investigación de la Fiscalía y la Policía se identificó al autor material, José Aldemar Rojas, quien, según las autoridades, era un experto explosivista del Eln –murió en el lugar de los hechos–. Además, se llegó a un segundo presunto cómplice: Ricardo Andrés Carvajal (actualmente preso).

Y si bien, luego de que se determinó que tras el acto terrorista estaba el Eln el gobierno de Iván Duque tomó decisiones políticas de fondo, como levantar la mesa de diálogo con esa guerrilla, reactivar las órdenes de captura contra los 10 delegados del Eln para los diálogos y pedirle a Cuba que se los entregue a la justicia colombiana, aún hay varios cabos sueltos dentro de la investigación judicial.

EL TIEMPO recoge ocho de los más importantes.

¿Entró o no a la fuerza la camioneta bomba?

El fiscal Néstor Humberto Martínez reiteró este miércoles que, con base en los testimonios recogidos, se sabe que la camioneta Nissan color gris –modelo 93 de placas LAF 565– ingresó de “forma violenta”, pero que no hay un video de ese momento porque las cámaras de la Escuela de la Policía se van moviendo para captar varios ángulos.

Caracol Noticias emitió un video el martes en la noche en el que se ve la camioneta avanzando por la calle central de la Escuela, a una velocidad normal. En la parte de atrás, sobre la autopista Sur, por donde segundos antes ingresó el automotor, se puede apreciar a los policías de la guardia hablando de manera relajada y sin ningún tipo de alteración. Y pasa junto a dos grupos de uniformados en formación, de una forma tan tranquila que no llama su atención, lo que mantiene dudas sobre la versión del ingreso violento.

¿Rojas habló con la guardia de la Escuela?

Extraoficialmente se manejan dos hipótesis: que portaba un carné como retirado de la institución, y que se identificó como conductor de un oficial. Como la camioneta tenía blindaje 2,5 y vidrios polarizados, pese a su modelo, pudo haber facilitado la confusión en la guardia.

¿Es un terrorista suicida?

Martínez Neira desmintió que una moto estuviera esperando a Rojas, el conductor de la camioneta, en inmediaciones de la Escuela General Santander, lo que revive la teoría del kamikaze, hecho nunca visto en Colombia. Las posibilidades de que el explosivista saliera con vida eran remotas.

¿Activaron el carro bomba desde el exterior?

Desde que ingresó la camioneta cargada con 80 kilos de pentolita transcurrieron cerca de tres minutos. Es un tiempo corto para darle la oportunidad a Rojas de buscar un sitio donde parquearla, o ubicarla, por lo que se deduce que su objetivo era causar el mayor daño posible en vidas. Esta es otra hipótesis que se plantea respecto al atentado y que ratificaría que el curtido explosivista iba dispuesto a morir.

En el lugar del atentado se encontró, además, parte de un dispositivo electrónico que se puede activar en un rango de entre 200 y 500 metros a través de un celular o un equipo de radio.

¿Cómo pudo un manco manejar la camioneta?

El automotor era de tracción mecánica y no tenía dirección hidráulica, por lo que era difícil que Rojas, un hombre al que le faltaba la mano derecha, lo condujera. Pero, este miércoles, el fiscal Martínez afirmó que la camioneta era conducida por un hombre que se bajó del carro en “la estación de TransMilenio en Venecia, y luego se monta a una moto”.

¿Quiénes son los cuatro hombres de las motos?

Este miércoles, el Fiscal General dijo que están tras la pista de cuatro hombres, que en dos motos acompañaron el recorrido del carro bomba. Las investigaciones estarían avanzadas.

Estas personas harían parte de la célula urbana del Eln que se mueve en el sur de Bogotá, aunque no se descarta que vinieran de otras zonas del país, como Arauca, para apoyar la acción terrorista.

¿Falló la inteligencia?

Como afirmó el ministro de Defensa, Guillermo Botero, el ataque terrorista venía fraguándose desde hace 10 meses. En el país hay grupos especializados de inteligencia y contrainteligencia que se dedican a neutralizar este tipo de actos terroristas, por lo que surge la duda en torno a si el Eln logró compartimentar fuertemente la información sobre el ataque, o si la Fuerza Pública estaba confiada con el desarme de las Farc.

¿Qué tanto apoyo llegó desde Arauca?

Falta ubicar el rastro de Rojas más allá de Bogotá (se desconoce la fecha de arribo). Por eso es clave saber cómo se movía en Arauca, pues ese elemento trazaría el hilo conductor con ‘Pablito’, jefe eleno que habría apoyado el ataque. Falta determinar las placas de las motos que acompañaron el recorrido del carro bomba, sus propietarios y lugares por donde las movieron. Esto podría arrojar pistas sobre la procedencia del explosivo.

La página más salsera del mundo. Con Alejandro Gordillo El hombre más salsero del mundo
  •  
  •  
  • 165
  •  
  •  
  •  
  •  
    165
    Shares
  •  
    166
    Shares
  • 165
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  

Related posts

La falsa traición de Mourinho

Gordillo Alejandra

Se entregan en Las Vegas Los Grammy Latinos a la excelencia musical

Gordillo Alejandra

Propondrán fórmula para proteger la extradición en la JEP

Gordillo Alejandra

Leave a Comment

error: Content is protected !!
WhatsApp chat