RADIO CON SABOR LATINO
noticias

Médicos en Venezuela, en alto riesgo frente al Covid-19 por la falta de insumos

Crece la angustia de los médicos en Venezuela por su baja capacidad para afrontar la pandemia mundial. Sandra*, ginecóloga y obstetra, señala a El País, vía telefónica, que ante la falta de insumos todo es aun más difícil de lo que se supone. En el hospital público donde ella trabaja, ubicado en una población fronteriza, diseñaron un plan improvisado para aislar a los pacientes sintomáticos, pero la medida no responde a la magnitud de la situación. El personal no tiene el equipo de protección necesario para enfrentarse al virus, por lo que solo utilizan los tapabocas convencionales que ellos mismos deben conseguir. A esto se suma que cada médico puede tener turnos de 24 horas seguidas cada 6 días o menos, ante la poca cantidad de personal hospitalario.

Como si fuera poco, ante la falta de agua cada médico debe llevar 5 litros del líquido para lavarse las manos antes de los procedimientos. En algunas ocasiones al no contar con agua han tenido que lavarse con suero.

Sandra también cuenta que no hay suficientes camillas y hacen falta elementos básicos como el alcohol, los antibacteriales y el jabón.

Las dificultades no cesan. Y la situación se agrava día a día con la llegada del coronavirus. Es por eso, en opinión de la médica, que muchos venezolanos están ahora huyendo de su país para ser atendidos de mejor forma en Colombia, a donde también viajan para buscar alimentos sin importar que la frontera esté cerrada y militarizada: se arriesgan a salir por las trochas, poniendo en riesgo su vida.

“La infraestructura de los hospitales y el sistema de salud como tal, están acabando con la vida de muchos venezolanos a quienes he visto morir por falta de garantías”, puntualiza la doctora.

Los médicos que trabajamos en Venezuela lo hacemos por vocación y amor a la medicina. No por beneficios exclusivos e inexistentes del Gobierno”.
Sandra*
Médica venezolana

Según narra la profesional, no es fácil para un médico que gana en promedio 30 dólares al mes, (120.000 pesos colombianos) subsistir y aparte, tener que gastar en insumos para el hospital, que, aunque es una situación difícil de afrontar es una acción necesaria para no dejar a la deriva a quienes más lo necesitan.

Añadido a esto, el personal de aseo, los enfermeros y los camilleros son muy pocos y es que el sueldo para ellos gira alrededor de los 300.000 bolívares, que en Colombia equivalen casi a $ 17.000 mensuales, es por esto que muchos han decidido dejar sus trabajos y salir del país.

Sin material para cesáreas o laparotomías, sin agujas, sin anestesia y sin agua oxigenada es como deben hacer su trabajo muchos médicos, quienes casi siempre se ven obligados a pedir al paciente este tipo de recursos necesarios para su atención.

A estas carencias se le añade la falta de papel para generar la historia clínica, por lo que cada paciente debe cargar con su respectiva historia.

Ratas en búsqueda

La falta de higiene es otra problemática que agudiza la escena. De acuerdo con el testimonio de la médica, no es extraño encontrarse por los pasillos o consultorios ratas buscando placentas y demás residuos para comer. El olor es desagradable y difícil de controlar porque las basuras se van acumulando y no existe quién se encargue de su recolección periódicamente.

Por otra parte, Sandra califica como indignante y triste la negligencia que se presenta en muchos hospitales por parte de los Médicos Integrales Comunitarios, que son personas que egresan rápidamente a través de un programa de Formación Nacional como médicos sin las suficientes competencias clínicas y científicas para brindar la atención debida a los pacientes.

“En su mayoría son médicos que no cumplen con lo que se necesita para ejercer la profesión y causa mucha frustración en quienes, sí nos hemos preparado plenamente para ejercer la medicina”, asegura esta profesional con casi una década de experiencia como médica, quien recuerda uno de los momentos más difíciles que le tocó presenciar. Fue precisamente la muerte de un bebé que en proceso de parto no pudo salir y todo se debió a que uno de estos médicos integrales no supo cómo tratar a la paciente, lo que causó la muerte de la criatura y además, provocó que la madre perdiera el útero y con él la posibilidad de ser mamá alguna vez.

La doctora rescata que por lo menos su posgrado fue gratuito, y no tuvo que pagar una fortuna por este, como pasa en otras naciones. Una vez termine una subespecialidad que está realizando, piensa establecerse con su hijo en otro país como México o España, buscando un mejor futuro para ella y su pequeño.

Como esta, son muchas las historias a las que se enfrentan los médicos en Venezuela. Para esta profesional la vocación y el servicio han sido dos elementos fundamentales para continuar con su labor y está convencida de que hay personas que aún se enfrentan a esta lucha solo por amor al pueblo venezolano y aunque dice que quisiera seguir trabajando por su país, primero, asegura con firmeza, está su bienestar y el de su familia.

La página más salsera del mundo. Con Alejandro Gordillo El hombre más salsero del mundo
  •  
  •  
  • 165
  •  
  •  
  •  
  •  
    165
    Shares
  •  
    166
    Shares
  • 165
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  

Related posts

Corte suspende cierre de misión anticorrupción de la ONU en Guatemala

Staff

El expediente secreto del espionaje venezolano en Bogotá

Staff

Ministra de Trabajo descarta reforma pensional en 2019

Staff